Calidad educativa:

Evaluación de la calidad con el carisma de la orden

Actualmente el organismo nacional que regula la calidad educativa en el Perú es el SINEACE (Sistema nacional de evaluación y acreditación de la calidad educativa) y que concibe la evaluación de la calidad como un proceso formativo que ofrece a las instituciones oportunidades para analizar su quehacer, introducir cambios para mejorar de manera progresiva, permanente y sostenida su capacidad de autorregulación e instalar una cultura de evaluación institucional para la mejora continua. Esta conceptualización empieza con un informe de la Comisión Internacional sobre el Desarrollo de la Educación en la UNESCO que identificó que la meta fundamental del cambio social es la erradicación de la inequidad y el establecimiento de una democracia igualitaria partiendo de esta premisa es, en las escuelas, que se construye una nueva sociedad.

La orden Agustina Recoleta no está exenta de esta realidad y reconoce que es necesario tener un instrumento institucional que facilite el seguimiento de los lineamientos dados desde el Carácter propio de la OAR y el PEI a todos los colegios que regenta. De ahí que se consideran 4 núcleos de acción con sus respectivos factores:

 

Identidad Institucional

  • Identidad
  • Naturaleza y fines
  • Proyecto educativo
  • Clima organizacional
  • Símbolos, signos y lenguaje

Gestión y Liderazgo

  • Organización y planeamiento.
  • Ejecución y seguiminento.
  • Evaluación administrativa.
  • Gestión directiva

Formación integral de los estudiantes

  • Proceso pedagógicos
  • Trabajo con las familias
  • Tutoría para el bienestar
  • Evaluación académica
  • Recursos educativos

Comunidad educativa

  • Perfil del estudiante al egresar y del  egresado.
  • Directivos y administrativos.
  • Personal docente y de apoyo
  • Perfil de padres de familia.
  • Selección, contratación y permanencia del personal.
  • Convivencia y clima organizacional.

El colegio santa Rita de Casia ha estado siempre en proceso de mejora continua buscando la excelencia académica, el desarrollo de la formación humana y la formación en la fe, para ello forma la comisión de autoevaluación de la calidad con miras a la acreditación 2020.

Somos consciente que este reto depende del compromiso de todos los agentes  de la comunidad educativa (alumnos, docentes, padres de familia etc) pero el gran fruto será la formación integral de nuestros alumnos y la formación de una sociedad más justa y solidaria.